Gastronomía

BOLLAS DE SEMANA SANTA
Ingredientes: 4 kilos de harina, 1 kilo de masa de pan para levadura, ¼ kilo de pastilla de levadura artificial, ½ litro de aceite 16 yemas de huevo, 1 kilo de azúcar, 4 naranjas( el zumo), anís.
Elaboración: se amasa todo, ha de quedar la masa muy blandita, se dejan subir durante una noche, se pinta con clara de huevo y azúcar al meterlas al horno.

MIGAS CON PANCETA
Ingredientes: pan asentado, medio kilo de panceta de cerdo, un kilo de patatas, tres o cuatro pimientos rojos, una cabeza de ajo, aceite, agua, sal y pimentón de la Vera.
Elaboración: se pica el pan en rebanadas pequeñas y la panceta en tiras pequeñas. Se pelan las patatas y se cortan en rodajas. Se fríen los ajos, limpios y fileteados hasta que se doren. Se reservan. En el mismo aceite de los ajos, se fríen la panceta y los pimientos con un poco de sal hasta que se doren; también se reservan. Procedemos igual con las patatas. En el aceite de haber frito lo anterior, se pone media cucharada de pimentón, añadiéndole enseguida medio vaso de agua para que no se queme y se deja a fuego lento. Se añaden los ajos, la panceta, los pimientos, las patatas y el pan. Se mezcla todo y se va removiendo lentamente, a fuego suave, hasta que el pan tome color.

TORCÍOS
Ingredientes: 2 kilos de harina, 5 yemas de huevo, ½ de anís, ½ cucharada de sal, ½ cucharada de bicarbonato, 2 vasos de aceite, 2 vasos de agua.
Elaboración: Se bate todo y se añade la harina, ha de quedar la masa tierna, se hacen tiras y se envuelven en una caña para freírlos en aceite bien caliente. Una vez fritos se envuelven en azúcar.

RIN- RAN
Ingredientes: 4 tomates medianos maduros y duros, 2 pimientos frescos verdes, una cebolla pequeña, aceite de oliva, 1 pepino no muy grande, vinagre y sal.
Elaboración: se trocean el tomate a media luna y os pimientos, se pican la cebolla y el pepino a cuadros, se aliña todo con aceite, sal y vinagre, al gusto, se le puede añadir huevo cocido troceado

SOPAS DE TOMATE
Ingredientes: 4 tomates maduros, una cebolla mediana, 2 pimientos, pimentón de la Vera, un diente de ajo, agua, pan de sopa, aceite.
Elaboración: en una sartén se fríen la cebolla y el pimiento cortados a trozos pequeños y, cuando está blanda la cebolla, se añaden los tomates bien maduros y troceados, friéndose todo bien. Se agrega una cucharadita de pimentón; se remueve todo y se añade el agua, dejándolo hasta cocer. En ese momento se echa el diente de ajo ,machado. Se remueve todo y se cálale pan de sopa cortado a rebanadas sobre una cazuela de barro. Inmediatamente, cociendo aún las sopas, se echan por cima dos o tres huevos crudos, dejándolos cuajar. Se suelen acompañar, según los productos frescos del tiempo, con uvas, pimientos tiernos, cebolla cruda, etc.

BUÑUELOS
Ingredientes: 1 vaso escaso de leche, 8 cucharadas bien llenas de harina, media cucharadita de sal, una pizca de bicarbonato, un vasito de agua fría, aceite.
Elaboración: se vierte sobre la harina el agua fría y se mezcla con la sal y el bicarbonato. Se incorpora poco a poco la leche caliente, pero no hirviendo. Una vez lograda una masa líquida, se vierte a chorrito en forma de rosca sobre abundante aceite bien caliente. Antiguamente se usaba un puchero con un agujero en el fondo para verter la masa sobre el aceite, siempre haciendo roscas en espiral.

EL PIMENTÓN DE LA VERA
La comarca de la Vera, en Extremadura, disfruta de suelos con gran cantidad de materia orgánica, aguas de sierra sin salinidad y una temperatura benigna que permite al pimiento crecer y madurar lentamente. De este magnífico fruto se obtiene el pimentón de la Vera, con unas características que lo diferencian de los demás y es básico en la cocina de esta comarca y en la chacinería en general.
La diferencia del pimentón de la Vera estriba en que, mientras otros pimientos se secan al sol, en la Vera se hace como siempre, siguiendo la tradición. Su aroma, bouquet, estabilidad de color y persistencia son únicos y se adquiere en un proceso lento de secado. Este desecado del fruto se realiza mediante la combustión de leña de robles o de encinas, aportándole el inconfundible sabor que le caracteriza es sus tres variedades: dulce, de color anaranjado y sabor totalmente dulce; agridulce, de color rojo encendido y sabor semipicante; y picante, de sabor picante y fuerte.